fbpx


Support AboutIslam.net.

5 consejos para seguir mejorando después de Ramadan

Es la mañana después de Ramadán. En la distancia se escuchan los Takbir de la llamada a la oración. ¿Cómo te sientes después de Ramadán?

El mes sagrado en el que Shaytam ha estado encadenado y lo único que te ha impedido comprometerte con buenas obras ha sido tu alma. Y ahora, esta mañana después, ¿cómo estas buenas obras se mantiene en tu vida?

Los eruditos dicen que el Eid es la prueba de fuego para el Ramadán. Lo que pasa durante el Eid, cómo nos comportamos, cómo organiza nuestros pensamientos, es un reflejo de cómo se ha desarrollado el Ramadán para nosotros.

El efecto dominó de las buenas acciones frente a las malas también es una señal reveladora de cómo el Ramadán ha cambiado a una persona. Si una buena acción es seguida por otra buena acción, es una señal de que esta persona se encuentra entre aquellas que han usado el Ramadán de forma exitosamente.

Y aún así, nunca es demasiado tarde para cambiar la ruta. Y para aquellos que sienten que han tenido éxito durante el Ramadán, pueden continuar con sus buenas prácticas, incluso después del Ramadán.

Recuerda y saborea la importancia del ayuno

No hay tiempo como el Ramadán, ya que es el pilar del Islam que requiere que nos comprometamos con con el ayuno durante todo el mes. Sin embargo, los beneficios del ayuno se extienden durante todo el año.

Primero puedes comenzar con el ayuno de los seis días de Shawwal. El Profeta Muhammad (la paz sea con él) dijo:

Quien ayuna en el mes de Ramadán y luego lo sigue con seis días de ayuno en Shawwal, ha hecho como si ayunara de por vida.

Muslim

Y Siguiendo esto hay oportunidades para ayunar durante todo el año:

Ayunar tres días en cada mes es igual a ayunar constantemente.

Bujari y Muslim

También es sabido que el Profeta Muhammad solía ayunar los lunes y los jueves, ya que es cuando nuestras obras se presentan ante Allah.

Esta es la forma más sencilla de experimentar la magia del ayuno fuera del Ramadán.

Dedícale tiempo a perfeccionar el Salat

Otra parte integral del Ramadán es la oración. Esto se debe principalmente a la especial Tarawih (oración nocturna).

Hacer el Tarawih es siempre una experiencia de humildad ya que no son tantas las veces que ponemos nuestras frentes en el suelo para Dios tarde en la noche. Y a veces es durante el Ramadán cuando también prestamos más atención a nuestras oraciones obligatorias. Este es un buen recordatorio de que debemos prestar más atención al perfeccionamiento de nuestras oraciones diarias.

Estudia la Sunnah de las oraciones. ¿Tus movimientos son correctos? ¿Son correctas tus recitaciones? ¿Qué podrías hacer para lograr una mayor concentración?

¿Qué podrías hacer para aumentar tus méritos (de acuerdo con la Sunnah)? Cuando realizamos nuestras oraciones estamos pidiendo guía, algo que nunca debe cesar en nuestras invocaciones.

¡Señor nuestro! No desvíes nuestros corazones después de habernos guiado y concédenos misericordia procedente de Ti, ciertamente Tú eres el Dador Generoso.

Corán 3:8

Perfeccionar nuestras oraciones muestra gratitud hacia Dios, porque en el Día del Juicio nuestras oraciones será los primero por lo que se nos preguntará.

Recordar constantemente el Día del Juicio

No hay nada nos de más humildad que recordar constantemente el Día del Juicio. El Día del Juicio no es un rumor; se ha transmitido en numerosos dichos proféticos en detalle. Recordar el Día del Juicio es vital durante todo el año, incluso después del Ramadán.

Recordar constantemente el Día del Juicio nos obliga automáticamente a ser mejores personas, a ser más conscientes de nuestras acciones, a tener más cuidado en nuestro comportamiento y a ser más sabios en nuestro hablar.

Toda alma probará la muerte. Y el Día del Levantamiento se os pagará cumplidamente la retribución que os corresponda. Quien sea alejado del Fuego e introducido en el Jardín, habrá triunfado. La vida de este mundo no es sino el disfrute engañoso de lo que se acaba.

Corán 3:185

Un buen recordatorio de esta vida temporal es el mes de Ramadán que al igual que es pasajero, nuestras vidas también son lo son.

Entonces, si bien amamos a Ramadán por todas sus bendiciones, debemos trabajar activamente para que nuestras vidas para que también se llenen de bendiciones. Esta es la única forma de alcanzar el Paraíso, la morada de descanso más buscada en el Más Allá, y alcanzar esto sería dedicarnos a las buenas acciones.

Encuentre formas de participar en buenas obras

¿Qué buenas obras has cultivado durante el Ramadán? ¿Te gustaría hacer m´ás?

El Profeta Muhammad, la paz sea con él, aconsejó:

La mejor de las acciones es la que es pequeña pero es consistente.

Al-Bujari

Mantenerse constante en los buenos hábitos, en las buenas obras, en ayudar a otros a participar en buenas obras, nos dará beneficios a largo plazo. Así que, a medida que pasa el Ramadán, ten en cuenta este hadiz para que toda la caridad que diste durante el mes sagrado se mantenga.

Todas las amables palabras que has dicho continuarán durante todo el año. Y todas esas súplicas y dhikr (recuerdos) se volverán extremadamente ligeros en la lengua.

Mantenga una buena compañía que te recuerde al Ramadán

Mantener buena compañía que pueda participar en el bien y evitar el mal es a menudo la clave para cualquier día exitoso para un musulmán. La buena compañía lo mantendría activo con buenas obras.

La buena compañía mantendrá el Corán en nuestros corazones y nos recordará el Ramadán durante todo el año.

La buena compañía ayuda a disipar los malos hábitos que hemos tratado de romper durante el Ramadán. Si bien es posible romper muchos hábitos durante el Ramadán, la verdadera prueba surge después de que termina el mes: ¿podemos continuar?

Eso es lo mejor de tener buenos amigos, podemos compartir lo que pensamos. Hay un sentido de camaradería, como los Sahaba que se aconsejaban humildemente y se mantenían unidos por el bien de Dios.

Ramadán viene y va. Cuando llega, es normal que los musulmanes se apresuren a realizar buenas obras para capitalizar el mes. Cuando se va, surge un poco de tristeza, tal vez un poco de preocupación.

Después de todo, no hay mes como el bendito Ramadán, donde algún tipo de salvaguarda para la realización de buenas obras. Pero hay planes para todos incluso después del Ramadán. Se necesita fuerza de voluntad y un recuerdo constante de Dios para que eso suceda. Todo comienza el día después del Ramadán.

Traducido del inglés de los archivos de About Islam: 5 tips to continue being a better you after Ramadan

About Maria Zain
Maria Zain AboutIslam.net author who passed away in December 2014.