Carpe Diem: cómo aprovechar el momento

La frase en latín Carpe Diem significa “aprovechar el momento”. Lo que propone es correcto, pero hemos entendido mal cómo hemos de aprovecharlo.

Ser creyente y vivir en coherencia con nuestra creencia no es fácil, especialmente en estos tiempos en los que casi todo nos llama a alejarnos de la creencia y su práctica.

Dice Allah en el Corán:

Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren.

Corán, 51:56

El fin de nuestra existencia es la búsqueda del conocimiento de Dios, un conocimiento que nos lleva a reconocerle y adorarle. 

En este camino del conocimiento encontraremos diferentes obstáculos y distracción que nos alejen del sentido de nuestra existencia. Para superar estas pruebas hemos de saber reconocerlos. Allah dice en el Corán:

Bendito sea Aquel en cuyas manos está la Soberanía y es Poderoso sobre todas las cosas. Quien creó la muerte y la vida para probaros y ver cuál de vosotros sería mejor en obras.

Corán, 67:1-2

Aprovechar el momento quiere decir que somos conscientes de que esta vida es un prueba y que cada momento es una oportunidad de hacer una acción correcta o incorrecta. Hemos de aprovechar el momento para hacer el bien.

La responsabilidad va de la manos de las pruebas

El ser humano asumió una gran responsabilidad, una amana. Esta amana es la de reconocer a Dios y adorarle, cuando se hace con sinceridad su recompensa es el éxito en esta vida y en la próxima.

Para poder obtener esta recompensa el ser humano ha de esforzarse con sus acciones y superar pruebas. Dice Allah en el Corán:

Sin embargo no ha emprendido la cuesta (la pruebas). ¿Y cómo hacerte saber qué es la cuesta? Es liberar a un siervo, o alimentar en un día de necesidad a un pariente huérfano, o a un mendigo polvoriento. Y es ser de los que creen, se aconsejan la paciencia y se aconsejan la piedad. Esos son los compañeros de la derecha.

Corán, 90:11-18

Estos son los bienaventurados, quienes tendrán éxito, quienes se liberan a sí mismos y luego a los demás del yugo de la ignorancia, de la necesidad y de la pobreza. 

Esto es luchar por la justicia social, la igualdad de las personas y la dignidad. Esto requiere un gran esfuerzo y para poder llevarlo a cabo es necesario unir las fuerzas. 

Esta vida es efírmera

Los creyentes saben y tienen claro que esta vida es pasajera, un entretenimiento, un canto de sirenas. Por eso aprovechar el momento para dedicarse a esta vida no tiene sentido. Quien se interesa por ella y responde a su llamada está perdido. Pero quien es  inteligente, es fuerte y precavido, para no caer en ella, estará salvado y tendrán éxito. Esos son quienes aprovechan el momento para prepararse para la próxima vida. Dice Allah en el Corán:

¿Acaso pensasteis que os habíamos creado únicamente como diversión y que no habríais de volver a Nosotros?

Corán, 23:115 

Respecto a lo que significa esta vida, Allah dice:

Sabed que la vida del mundo es en realidad juego y distracción, así como apariencia, jactancia entre vosotros y rivalidad en riqueza e hijos. Es como una lluvia que admira a los sembradores por las plantas que genera, pero que después se secan y las ves amarillentas hasta convertirse en deshecho. En la Última Vida habrá un duro castigo, y también perdón de Allah y beneplácito. La vida del mundo no es más que el disfrute del engaño.

Corán, 57:20

Vivimos en la época del Carpe Diem: aprovecha el momento

Vivimos en una época que nos llama a sacar el máximo provecho material de cada momento. El significado de esta frase -aprovecha el momento- se ha tergiversado. A pasado de significar que hemos de aprovechar cada momento para ser conscientes y adorar a Dios a sacar el máximo provecho material o sensual de este. Y así  sucumbimos al engaño de esta vida.

La creencia nos llama a perseguir los valores de humanidad, espiritualidad, ayuda mutua y compasión mientras que esta vida nos llama a la vanidad, la jactancia, la avaricia y el olvido.

Todo el esfuerzo que hacemos por esta vida, en el mejor de los casos, se trata de éxitos pasajeros, puesto que cuando llegue la muerte se desvanecerán. La muerte nos llegará a todos, humanos y no humanos, todo lo que hay en la creación probará la muerte.

Todo cuanto en ella [La tierra] hay, es perecedero. Pero la faz de tu Señor, Dueño de Majestad y Honor, permanece.

Corán, 55:26-27

Cuando este momento llegue, todo lo que nos quedará será las buenas obras que hayamos hecho en este mundo. Este mundo es un lugar para sembrar.

Por eso hemos de aprovechar el momento, pero para que este nos recuerde a Dios y llevar a cabo las acciones que nos serán de beneficio en esta vida y en la próxima.