El Corán nos protege de la angustia, la desgracia, el miedo y las conspiraciones

El Corán es la fuente de conocimiento, sosiego y espiritualidad por excelencia de los musulmanes. Pero el Corán tambíen nos protege contra la angustia, el miedo, las desgracias y las conspiraciones.

Estas palabras han sido transmitidas de Ya’far As-Sadiq, que Allah está complacido con él. En ellas encontramos cuatro súplicas que podemos hacer a Allah en diferente situaciones de dificultad y la respuestas que Allah no da a esas súplicas.

Cómo el Corán nos protege

“Estoy asombrado de cuatro personas que pasan desatentos ante cuatro casos.

Me asombre aquel que está afligido por la angustia. Cómo puede pasar desatento por las palabras de Allah: 

No hay dios sino Tú, Gloria a Ti. Verdaderamente he sido de los injustos.

Corán, 21:87

Y  después de este versículo Allah dice:

Y le respondimos y lo libramos de la angustia. Así es como salvamos a los creyentes.

Corán, 21:88

Me asombra aquel afligido por la desgracia. Cómo descuida llamar a su Señor diciendo:

El mal me ha tocado pero Tú eres el más Misericordioso de los misericordiosos.

Corán, 21:83

Después de esta petición, Allah responde:

Y le respondimos apartando de él el mal que tenía.

Corán, 21:84

Me asombre aquel afligido por el miedo y que descuida decir:

¡Allah es suficiente para nosotros, qué excelente Guardián!

Corán, 3:173

Y después de ese versículo Allah dice: 

Y regresaron con una gracia de Allah y favor, ningún mal les había tocado.

Corán, 3:174

Me asombra aquel afligido por las conspiraciones de las personas contra él y descuida decir:

Confío mi asunto a Allah, es cierto que Allah ve a los siervos.

Corán, 40:44

Y Allah dice después de ese versículo:

Allah lo libró de las maldades que tramaron.

Corán, 40:44

Cuándo usar estos Duas

Podemos usar esto Duas cuando queramos, en cualquier situación. Ya sea porque tenemos que emprender una nueva tarea o porque estemos ante una situación difícil, en cualquier momento y circunstancia podemos hacer estos Duas y tener confianza en que Allah nos  responderá. 

Esta es solo unas de las formas en la que el Corán nos protege. Hay muchas más ¿las conoces?