La llave del Paraíso es decir: No hay divinidad excepto Dios

“La ilaha il-la Allah” (no hay divinidad excepto Dios) es el caudal principal de la creencia. El árbol cuyas raíces raíces son firmes y cuyas ramas están en el cielo.

El Profeta dice en un Hadiz que la fe tiene 60 y algunos afluentes. Se refiere a que la fe, como lo ríos, se abastece de afluentes para incrementar su caudal.  

¿De qué prácticas se abastece el río de la fe?

El Hadiz del que surge esta metáfora es el siguiente:

La fe consta de sesenta y algunos afluentes o de setenta y algunos afluentes, el mejor de ellos es decir: “No hay divinidad excepto Dios, y el más modesto es quitar un obstáculo del camino. Y el pudor de un afluente de la fe”.

Muslim

Cuáles son los afluentes de la fe es algo que los eruditos han expandido y escrito mucho basado en el Corán y la Sunna. Pero el primero y más importante es el que el mismo Hadiz menciona: decir “no hay divinidad excepto Dios”. 

No hay divinidad excepto Dios y Muhammad es su mensajero 

Decir: “No hay divinidad excepto Dios y Muhammad es su mensajero” es el afluente principal de la fe. Es el primer pilar del Islam. 

El Imam Ibn Hamza, un gran exégeta del Corán y erudito murciano, dice respecto al siguiente versículo del Corán:

¿Acaso no ves cómo Allah compara la buena palabra con un árbol bueno cuya raíz es firme y cuyas ramas están en el cielo? Da su fruto en cada época con permiso de su Señor. Allah pone ejemplos a los hombres para que así recuerden.

Corán, 14:24-25

Dice Ibn Hamza, y están de acuerdo la mayoría de eruditos, que la palabra buena a la que se refiere el Corán es  “La ilaha il-la Allah”. Este es el árbol cuya raíz es firme y cuyas ramas están en el cielo. Todo lo que surge de él es de beneficio.

Dice el murciano que esta declaración es el árbol, sus ramas son los preceptos del Islam, los cinco pilares y sus hojas y fruto las buenas acciones cuya dulzura y madurez están en su recolecta.  

De esta forma decir “no hay divinidad excepto Dios” es similar a un árbol que no da si no los mejores frutos. 

La declaración que une y renueva la fe

“La ilaha il-la Allah”, o “no hay divinidad excepto Dios” es la declaración que une al creyente con su señor y la declaración que le une al resto de musulmanes, independientemente de sus escuelas. 

También es la declaración que renueva la fe. Dijo el Profeta, que la paz sea con él:

Renovad vuestra fe.

Se le preguntó: “¿Cómo renovamos nuestra fe?”. Dijo

Repetid mucho “La ilaha il-la Allah” [no hay divinidad excepto Dios].

Muslim

Repetir mucho esta declaración de creencia mantiene nuestra fe renovada y viva. Hemos de repetirla cada día en una cantidad importante, tal y como nos indica el Profeta, que la paz sea con él. Dice Allah en el Corán:

Sabe que no hay dios sino Allah y pide perdón por tus faltas y por los creyentes y las creyentes. Allah conoce vuestro ir y venir y vuestra morada.

Corán, 47:19

Es una orden divina directa. Es un conocimiento al que llega el creyente a través de repetir esta declaración, reflexionar sobre ella y actuar en consecuencia.  

La llave del Paraíso es decir: No hay divinidad excepto Dios

Es tan importante repetir esta declaración que todo aquel que lo haga con creyendo en ella con sinceridad entrará en el Paraíso. Dijo el Profeta, que la paz sea con él:

Las personas más felices por mi intercesión en el día de la Resurreción serán aquellas que hayan dicho “La ilaha il-la Allah” (no ha divinidad excepto Dio) con el corazón sincero.

Bujari

Y otro Hadiz dice:

Dios ha prohibido el castigo del fuego a quien diga “no hay Divinidad excepto Dios” con el corazón sincero.

Bujari