5 consejos prácticos para encontrara la dulzura de la oración

La oración es una parte esencial y central de nuestra vida diaria como musulmanes.

Hacemos la oración cinco veces al día. 35 veces a la semana y alrededor de 1,825 veces al año. ¿Cómo podemos sacar el máximo provecho a este precioso regalo que Allah nos ha hecho? ¿Cómo podemos sentirnos realmente conectados con Allah, el más Misericordioso? ¿Y cómo podemos ir más allá de los movimientos rutinarios, que nuestros corazones estén presentes y sentir el placer que viene con esta conexión?

¿Qué significa la dulzura de la oración?

Una forma de entender la “dulzura de la oración” es a través de la palabra árabe jushu. En  el Corán se menciona el jushu en la oración como una señal de un creyente con éxito (Corán 23:2).

Support AboutIslam in 2021

Jushu significa tener plena concentración en la oración, centrarse solo en Allah, estar en un estado de humildad y sometimiento en la oración. Este sentimiento perfecciona nuestra oración y nos conecta realmente con nuestro Creador. Significa que intentamos olvidar este mundo y nos centramos solo en Allah.

Si logramos llevar a cabo tal oración nos sentiremos renovados. Nuestras baterías espirituales será recargadas. Nos sentiremos llenos de luz espiritual que iluminará nuestras acciones, palabras y pensamientos. E, Insha’Allah, perteneceremos a los exitosos.

¿Cómo podemos encontrarla?

Lograr la dulzura de la oración no es imposible. Sin embargo, puede que nos tome un tiempo. Puede que suceda solo de vez en cuando y que necesitemos trabajar en ello. Para algunas personas, puede surgir de forma natural. Sin embargo, todos deberíamos hacer un esfuerzo serio para sentir jushu y dulzura en y de la oración. Estos son algunos consejos prácticos para acercarnos a nuestro objetivo de encontrar la dulzura de la oración:

1. Crea la atmósfera adecuada

Intenta siempre dar a tu oración la atención que merece. Si haces la oración en casa, prepara un habitación o un lugar específico para ella.

Después de todo, te vas a presentar frente a tu Creador. Asegúrate de que esa habitación o lugar esté ordenado y limpio. Ambiéntala con alguna fragancia agradable. Puedes tener tu propio mihrab de oración decorado de una manera hermosa y agradable, con caligrafías por ejemplo. Ten algunos tasbihs a mano; tu perfume favorito. Tu Corán también debería estar allí.

Haz este espacio una mezquita en tu hogar. Verás que hay una gran diferencia entre hacer la  oración en un espacio así o hacerla en medio de la salón. Si haces las oraciones obligatorias en congregación en la mezquita, asegúrate de hace algunas oraciones adicionales, sunnah, en casa.

2. Ten una vestimenta especial para la oración

De igual manera que creas un espacio para la oración, deberías tener una ropa especial para la oración. Ponerte esta ropa después de la ablución te ayudará a entrar en el estado correcto. Tu atención se dirigirá automáticamente hacia la oración y hacia el encuentro con tu Señor en ella.

Yo  suelo usar un vestido blanco Indonesia con algunos bordados delicados. Una de mis maestras de Indonesia me explicó una vez la razón por la que le gusta usar un vestido blanco para la oración.

Me dijo que el blanco le recuerda a la muerte porque seremos envueltos en sábanas blancas después de que nuestra alma haya abandonado nuestro cuerpo. Y, según ella, el blanco también es uno de los colores del paraíso. Quiere acordarse de la muerte y el paraíso durante la oración. Me pareció una hermosa explicación.

3. Ten una alfombrilla de oración adecuada

Esto puede resultar irrelevante para algunos de vosotros. Pero para aquellos que se distraen fácilmente con formas visuales, es esencial. Elige una alfombrilla de oración que no te distraiga.

Mi alfombrilla de oración favorita es simple, de color marrón dorado sin adornos ni elementos visuales. No hay nada que pudiera distraer mis ojos y mente errantes preguntándose a qué se parecerían las formas en la alfombra.

4. Reserva un tiempo apacible antes de la oración

Hace varios años fui invitado a hablar sobre la historia de cómo me convertí al Islam a un grupo de mujeres. Durante la sesión de preguntas y respuestas, una mujer  hizo una pregunta que me sorprendió. Me preguntó cómo mejorar la concentración en la oración. Explicó que ella siempre piensa en otras cosas durante su oración.

No estaba preparada para este tipo de preguntas. Tan solo recientemente había comenzado a aprender más acerca de cómo acercarme a Allah.

Sin embargo, Allah me inspiró a preguntarle qué hacía ella antes de su oración. Y respondió que generalmente veía la televisión antes de hacer la oración.

Al contestar mi pregunta, respondió a su propia pregunta: “Oh… ahora entiendo. Ver la televisión antes de la oración es lo que me distrae de centrarme en Allah”.

No es solo ver televisión. Sino que nuestra disponibilidad constante e inmediata on-line a través de nuestros teléfonos es una gran distracción. Si es posible, debemos tratar de tener un momento de tranquilidad, un tiempo off-line antes de presentarnos ante nuestro misericordioso Creador.

5. Recuerda a Allah fuera de la oración

Me gustaría compartir un último punto que creo que es absolutamente esencial: que recordemos a Allah también fuera de nuestra oración. Necesitamos recordarlo tanto como sea posible. Leyendo el Corán. Haciendo dhikr. Reflexionando sobre los signos de Allah en la creación. Aprendiendo el conocimiento islámico. Estando en compañía de creyentes rectos.

Trate de recordar a Allah tanto como sea posible porque Allah menciona en su Sagrado Corán (3:191) a aquellos que lo recuerdan de pie, sentados y acostado.

Que Él nos haga de aquellos que lo recuerdan en todo momento y que Él nos haga rectos.

Amin

Este es un artículo del archivo de aboutislam.net, puedes leer la versión original en inglés aquí.

About Claudia Azizah
Claudia Azizah is originally from Germany and mother of two children and writer. She served as Assistant Professor at the International Islamic University in Malaysia until August 2019. She is co-founder of the Ulu-Ilir-Institute in Indonesia. She regularly writes for the German Islamic newspaper. She is interested in Islamic spirituality, art and Southeast Asia. You can follow her on Twitter and Instagram: #clazahsei