Convertirse al Islam por un hombre o una mujer

Una pregunta que mucha gente se hace es ¿puede una persona convertirse al Islam por un hombre o una mujer?

En primer lugar, hemos de decir que en asuntos de creencia no debe haber ningún tipo de coacción (Corán, 2:256). La creencia es algo personal y tiene que ser un convencimiento propio, tratar de imponer una creencia no va a hacer que una persona crea, solo que lo pretenda.

Una mujer no tiene porqué convertirse al Islam obligada para casarse con un hombre musulmán. 

Un hombre musulmán puede casarse con una mujer crisitiana o judía. Si en algún momento alguien dice que para que una mujer se case con un hombre musulmán debe de convertirse al Islam, es un error. 

En cambio un hombre sí debe de convertirse al Islam para casarse con una mujer musulmana, en este post explicamos por qué. Pero no debe hacerlo por la mujer, sino porque está convencido de la creencia. Puede que su interés en un principio sea el de casarse, pero antes de dar el paso de convertirse al Islam, debe de preguntarse por qué lo hace.

Convertirse al Islam

Hay chicas que pueden convertirse al Islam para casarse con un hombre, esto no quiere decir que su conversión no sea sincera. Puede que hayan decidido convertirse al Islam tras conocer a un hombre musulmán, pero lo que hemos de tener en cuenta es la intención con la que una persona da este paso. 

Cuando un persona se convierte al Islam debe de hacerlo porque esta convencida de la existencia de Dios, único y sin asociados, y porque quiere seguir un modo de vida, basado en la Sunnah del Profeta Muhammad, que la paz sea con él, que esté de acuerdo con lo que agrada a Dios.

Convertirse al Islam por otras razones, como por un hombre, no es el enfoque adecuado. El Islam es una forma de vida completa que empieza por la creencia y a esta le siguen todas las acciones obligatorias del musulmán y la forma de comportarse. 

Cuando la conversión no es por una creencia sincera o es solo para agradar a alguien, cuando las circunstancias cambian, entonces es muy fácil que esa persona abandone el Islam.

Casarse y convertirse al Islam

Hay personas, hombres y mujeres, que se hacen musulmanas tras conocer a alguien con quien se quieren casar o se han casado. Tras conocer a esta persona, a su familia y amigos, empiezan a descubrir el Islam y se interesan por él hasta que deciden convertirse.

En esta caso no hay ningún problema, es algo que está bien, puesto que convertirse al Islam no es por un hombre o una mujer, sino a través de ellos. Estas personas han servido de puente para que la otra persona que se convierte al Islam haya encontrado esta religión, pero ha sido un proceso propio.

Una decisión trascendental

Hacerse musulmán es un decisión transcendental que tendrá implicaciones para toda nuestra vida, en esta y en la próxima, por eso es una decisión que ha de tomar cada uno y seguir su propio proceso. 

Si una persona piensa convertirse al Islam por un hombre o una mujer, entonces debería reflexionar más sobre esta decisión. Puede buscar en informarse más sobre el Islam, preguntar a gente de conocimiento, y pensar en su propia vida y lo que está significa.

El Islam es un forma de vida, un religión, que tiene cabida para todos y a la que se puede llegar por muchas vias. El camino de llegada puede ser muy diverso, pero el momento de tomar la decisión debe de ser de cada uno y con una intención sincera.

No merece la pena vivir una vida en la que no crees.