El Islam es la forma natural del hombre

El Islam es la forma natural del hombre, lo que los musulmanes llaman Fitrah. La Fitrah tiene tres aspectos, el interior, el exterior y el espiritual: Islam, Iman e Ihsan.

Habib tiene 22 años y está a punto de terminar la carrera. A lo largo de los cuatro años en la universidad ha respondido a la misma pregunta muchas veces. Si eres musulmán, ¿de dónde eres?

Pero Habib no parece extranjero ni tiene acento extranjero al hablar. De hecho, Habib nació en España, al igual que sus padres y abuelos. Entonces, ¿a qué viene esta pregunta?

Porque Habib dice que es musulmán y mucha gente piensa que ser musulmán es algo parecido a tener una nacionalidad. Eres musulmán porque naciste en tal o tal sitio. Quizás, esto sea lo primero que hay que entender sobre el Islam. No es una nacionalidad ni un patrimonio cultural. El Islam es una elección; la elección de una creencia y una forma de vida.

Los musulmanes se refieren a esta elección como el Din

Los musulmanes suelen referirse a esta creencia y esta forma de vida como el Din. “Din” es una palabra árabe que originalmente significa deuda o transacción. Estamos en deuda con Aquel que nos dio la vida. Por tanto, nuestra vida es una transacción. Por un lado, reconocemos que no éramos nada y que llegamos a la existencia, y estamos agradecidos por ello. Y, por otro lado, reconocemos que moriremos y regresaremos a Aquel que nos dio la vida, por lo que nos preparamos para ello.

Este reconocimiento, que es la forma natural del hombre, es lo que los musulmanes aceptan y a lo que se someten. Es por eso que esta religión, o como los musulmanes prefieren llamarla, este Deen, se llama Islam.

¿Qué significa Islam?

Ian Dallas, un conocido autor que se que se hizo musulmán y uno de los primeros occidentales en llamar a la gente al Islam en Occidente, en este artículo brillante para The New York Times en 1973, dice:

Islam significa sumisión a la Realidad -aceptación- y la palabra paz deriva también de la misma raíz. El musulmán es aquel que se somete a la naturaleza de la realidad, a cómo son las cosas. Me hice musulmán cuando descubrí que significaba abrirse a la naturaleza plena de uno mismo, a la humanidad propia que contiene tanto lo visto como lo invisible.

Fuente: The New York Times

Abdalhaqq Bewley, otro conocido autor, traductor y orador, dice sobre su conversión al Islam:

Cuando me hice musulmán, no fue porque quisiera ponerme una ropa exótica o cambiar de nacionalidad. Fue porque sabía, y siempre lo había sabido, que Dios existía y quería hacer algo al respecto. Buscaba una forma externa que se correspondiera con una conciencia interna de que las cosas no eran lo que aparentaban superficialmente.

Fuente: Occidente despierta al Islam

Iman: la forma interna del Islam

La forma interna del Islam es lo que los musulmanes llaman Iman, que significa creencia. La esencia de esta creencia es reconocer la existencia de un solo Dios, sin atribuirle ningún asociado, quien creó todo de la nada y que no necesita de un creador.

Esta creencia en Dios también implica que Dios ha enviado mensajeros a la humanidad, a todas las naciones de la tierra (Corán, 16:36). Estos Mensajeros fueron enviados para recordar a la humanidad su verdadera naturaleza, que es reconocer a Dios, y enseñarles cómo vivir una vida de acuerdo con este reconocimiento.

Estas enseñanzas han tenido muchas formas diferentes a lo largo de los tiempos, por eso los musulmanes creen en todos los profetas anteriores, como Abraham, Moisés o Jesús. Pero el último en venir con esta enseñanza fue Muhammad. Estas enseñanzas fueron codificadas en la Revelación. En el caso de Moisés fue la Torá, la Biblia en el caso de Jesús y el Corán en el caso de Muhammad.

El Corán es el mensaje de Dios a la humanidad, tal como fue revelado al Profeta Muhammad y ejemplificado por la forma en que este vivió, lo que se conoce como la Sunnah. El Corán y la Sunnah son la fuente de todas las creencias y prácticas islámicas y el lugar dónde volver a encontrar una y otra vez cuál es la forma natural del hombre.

Islam: la forma exterior

Cuando los musulmanes hablan sobre el Islam, también usan otro término que se ha sido muy malinterpretado: Sharia.

La Sharia es un término árabe que significa camino. Por tanto, la Sharia es el camino que tomamos en esta vida. Elegimos tomar este camino que está basado en la aceptación de Dios y tratar de vivir esta vida como Sus Mensajeros nos enseñaron, para que podamos obtener Su beneplácito y finalmente entrar en el Paraíso en la próxima vida. O podemos optar por tomar un camino en la dirección opuesta. Es nuestra elección.

Para los musulmanes, los pilares de este camino son cinco: la Shahada, la declaración de la creencia; el Salat, la oración; el Zakat, un impuesto anual de caridad para los pobres; ayunar el mes de Ramdhan y el Hajj, la peregrinación a la Meca. El objetivo de estas prácticas es aumentar nuestro Ihsan, nuestra espiritualidad.

Ihsan: la forma espiritual

El objetivo de estas creencias y prácticas es que seamos conscientes en todo momento de la realidad de la existencia, que es Dios.

Este estado continuo de consciencia que lleva a los musulmanes a actuar con respeto de Dios es lo que los musulmanes llaman Taqwa. Y Taqwa es la piedra angular de la espiritualidad en el Islam.

Dios nos ha dicho que nos creó para adorarlo y conocerlo (Corán, 51:56). Cuando un musulmán se embarca en cualquier acción, grande o pequeña, con la intención de agradar a Dios, esa acción se considera una forma de adoración.

Una persona de tal calidad busca la excelencia y la bondad en todo: hacia sí mismo, su familia, su comunidad, su sociedad y la humanidad en general. Este es el significado de Ihsan.

El Deen es Islam, Iman e Ihsan

Basándose en estos tres principios -Islam, Iman e Ihsan- muchos eruditos han escrito profundas reflexiones sobre el significado de esta religión. Esto se basa en un dicho del Profeta, la paz sea con él (puedes leerlo aquí completo).

El libro “Islam, la forma natural del hombre” escrito por Abdalhaqq Bewley, y del que hemos tomado prestado el título de este artículo, es un ejemplo de tales reflexiones, una excelente continuación de esta breve introducción.

About Luqman Nieto
Luqman Nieto completed the memorization of the Quran at the age of 18, in Majorca Spain. Afterwards he finished a BA in History, Politics and Islamic Studies at Dallas College in Cape Town, South Africa. He also holds a MA in cinematography and is currently pursuing a Degree in Psychology at UOC. He has studied traditional Islamic Sciences with different shuyukh in Spain, Morocco and Egypt. He has worked as a media producer and his writings have appeared in online and print media. You can catch more of him in luqmannieto.com or in social media @luqmannieto