4 beneficios de dar caridad que no habrías imaginado

Todos hemos leído artículos o escuchado en los jutbas de los viernes sobre dar caridad. Es una parte esencial de nuestra creencia y, con razón, recibe una atención muy necesaria. Pero se habla menos sobre los efectos de la caridad en nuestra vida.

Desde la generosa hermana que me saludó con una palabra amable en un día muy oscuro hasta el hermano que recibió caridad para pagar su factura de electricidad y así mantener en funcionamiento un dispositivo médico que salva vidas, la caridad tiene efectos fenomenales y radicales para quienes la reciben. Pero para quienes lo dan, los efectos pueden ser aún mayores.

Hay muchas formas en las que la caridad beneficia al benefactor, demasiadas para enumerarlas aquí. Pero estos son cuatro beneficios importantes de dar caridad que nos afectan en esta vida y en la próxima.

1. Dar caridad no disminuye nuestra riqueza

En esta vida:

Este es un resultado interesante de dar caridad. La mayoría de las veces, cuando gastamos dinero, se aplican las leyes de las ecuaciones matemáticas, a saber, la resta. Pero con la caridad, a pesar de que hay una sustracción inmediata de la riqueza general, siempre termina siendo un retorno inesperado o incluso un aumento.

¿Alguna vez has oído hablar de alguien que se arruinara por gastar demasiado dinero en obras de caridad? Hay personas que han dado la mayor parte de su riqueza en caridad una y otra vez, como Abu Bakr, Uzman bin Affan o Aisha (que Allah esté complacido con ellos). Pero estos grandes benefactores siempre acabaron recibiendo más.

El Profeta (la paz sea con él) dijo:

No hay un solo día en el cual un siervo se despierte en el que dos ángeles bajen (de los Cielos). Uno de ellos dice: ¡Oh, Allah! Dale al que gasta un sustituto (por lo que ha gastado). Y el otro dice: “¡Oh, Allah! ¡Dale al que retiene (su dinero) la destrucción!

Al-Bujari y Muslim

En la Próxima vida:

No puedes llevarala contigo, como dice el refrán. Y es verdad. No podremos llevar nuestra riqueza con nosotros a la próxima vida y no nos beneficiará en lo más mínimo cuando estemos frente a nuestro Señor el Día del Juicio. Pero lo que sí podemos llevar con nosotros son nuestras buenas obras. Allah, Todopoderoso, promete que dar caridad en esta vida nos hará ricos en el más allá.

Creed en Allah y en Su mensajero y gastad de aquello que ha delegado en vosotros porque los que de vosotros crean y den con generosidad tendrán una enorme recompensa.

Corán, 57:7

2. Dar caridad es la inversión más inteligente que puede hacer

En esta vida:

Cuando a todos nos va mejor, nos va mejor a todos. Nadie quiere vivir en una sociedad donde hay personas que viven en la miseria, reducidas a cometer crímenes solo para sobrevivir. En esta vida, cuando invertimos en aquellos que tienen menos que nosotros, mejoramos nuestra sociedad y creamos un entorno donde la justicia social y la armonía son posibles.

Este fue el efecto de la caridad cuando los Muhayirin (migrantes) dejaron sus hogares con muy poco para ir a Medina y los Ansar (los ayudantes) les tendieron la mano. Gracias a esta caridad, los Muhayirin y los Ansar juntos pudieron establecer una sociedad próspera y exitosa de la que nosotros, como ummah, sentimos los efectos hasta el día de hoy.

En la Próxima vida:

Quien da caridad será recompensado exponencialmente. Imagínese haber invertido en Google en 1998. Allah promete incluso más retorno de tu inversión en caridad que eso. No hay mejor dividendo.

Los que gastan sus bienes en el camino de Allah se parecen a un grano que produce siete espigas y cada una de las espigas lleva cien granos. Así multiplica Allah a quien Él quiere; Allah es Espléndido y Conocedor.

Corán, 2:261

3. La caridad alivia las dificultades

En esta vida:

No importa cuánto tengamos, como seres humanos, tendemos a concentrarnos en lo que no tenemos y en nuestras dificultades. Pero cuando miramos a los que tienen menos, nuestras dificultades parecen pequeñas y manejables. Dar caridad a aquellos que tienen menos que nosotros puede ser una buena manera de poner en perspectiva nuestras dificultades.

El Profeta Muhammad dijo:

Mira a los que tienen menos que tú, y no mires a los que tienen más. Esto es más apropiado para que no pases por alto (o subestimes) las bendiciones que Allah te ha dado.

Al-Bujari y Muslim

En la Próxima vida:

El Día de la Resurrección será un día en el que nos enfrentaremos a todas nuestras acciones y se nos pedirá que respondamos por ellas. Si eso no te aterroriza, no estás prestando atención. Para muchos de nosotros este será un día tremendamente difícil. Pero ese día nuestra caridad será una fuente de alivio y tranquilidad para nosotros.

4. Dar caridad expía las faltas

En esta vida:

No importa cómo lo planteemos, en esta vida, nuestra reputación es una forma de moneda social. Cuantas más faltas cometemos, más disminuye nuestra reputación y honor. Sin embargo, la caridad repara nuestra estima. Incluso las figuras públicas más desagradables de nuestro mundo moderno rescatan algo de respeto cuando dan caridad.

El Profeta dijo:

Dar caridad no disminuye tu riqueza en lo más mínimo, y la persona que perdona no aumenta excepto en honor y no hay persona que sea humilde por la causa de Allah, excepto que Allah eleve su rango.

Muslim

En la Próxima vida:

Todos necesitamos un poco de ayuda en esta área. Somos seres falibles y las faltas son una parte inevitable de nuestra existencia, no importa cuánto tratemos de evitarlo. Pero hay muchas formas de asegurarnos que seremos perdonados, y dar caridad es una de las principales.

El Profeta Muhammad dijo:

La caridad borra las faltas como el agua apaga el fuego.

Ibn Mayah

Dar caridad es difícil para muchos de nosotros porque parece, a un nivel superficial, que estamos dando a aquellos que no pueden beneficiarnos y que ese dinero se perderá. Puede ser que aquellos a quienes damos caridad nunca estén en condiciones de devolver el favor, pero nuestra recompensa no proviene del destinatario de nuestra caridad. Viene de Allah, Todopoderoso, y puede manifestarse de muchas formas diferentes en esta vida y en la próxima si tenemos la intención correcta.

Este es un artículo del archivo de aboutislam.net, puedes leer la versión original en inglés aquí.

About Theresa Corbin
Theresa Corbin is the author of The Islamic, Adult Coloring Book and co-author of The New Muslim’s Field Guide. Corbin is a French-creole American and Muslimah who converted in 2001. She holds a BA in English Lit and is a writer, editor, and graphic artist who focuses on themes of conversion to Islam, Islamophobia, women's issues, and bridging gaps between peoples of different faiths and cultures. She is a regular contributor for AboutIslam.net and Al Jumuah magazine. Her work has also been featured on CNN and Washington Post, among other publications. Visit her blog, islamwich, where she discusses the intersection of culture and religion.