Ads by Muslim Ad Network

De los cielos a nuestras manos, el Corán fue revelado en etapas

Desde la Tabla Protegida hasta el cielo más bajo durante la Noche del Decreto, y de ahí al Profeta Muhammad, el Corán fue revelado en etapas.

Asímismo te hemos inspirado un espíritu que viene de Nuestra orden; antes no sabías qué era el Libro ni qué era creer, pero lo hemos hecho una luz con la que guiar a quien queremos de Nuestros siervos. Es cierto que tú guías hacia un camino recto.

Corán, 42:52

El Profeta Muhammad (la paz sea con él), el último Mensajero de Dios, recibió el Corán en dos etapas.

Premarital Prep Masterclass.. Join the Workshop

Las palabras perfectas de Dios fueron enviadas para guiar a la humanidad de la oscuridad a la luz; son guía y misericordia. El Corán son las Palabras de Dios a Su Creación.

Del Cielo a la Tierra

El Corán fue revelado en la noche conocida como la “Noche del Decreto“, en el mes islámico de Ramadán. El Corán descendió desde la Tabla Preservada hasta el Cielo Más Bajo. Luego descendió de los cielos a la tierra en pequeñas etapas.

La revelación fue entregada al Profeta Muhammad a través del Ángel Gabriel. Cuando el Profeta Muhammad tenía alrededor de cuarenta años comenzó a dedicar tiempo a una profunda reflexión.

Ads by Muslim Ad Network

Según su amada esposa Aisha:

El amor por la reclusión le fue otorgado a través de vívidos buenos sueños. ()

Al-Bujari

El Profeta solía ir a la cueva conocida como Hira para adorar a Dios y reflexionar sobre la vida, el universo y su lugar en el mundo.

Una noche durante el Ramadán, un ángel se le acercó y le pidió que leyera. El Profeta, que no sabía leer ni escribir, respondió:

‘No sé leer’.

Entonces el ángel lo agarró con fuerza y le ​​apretó con tanta fuerza que no pudo soportar la presión. El ángel entonces liberó a Muhammad y le pidió una vez más que leyera. De nuevo respondió

Pero no sé leer.

El ángel le agarró con fuerza tres veces y Muhammad respondió cada vez que no sabía leer (o preguntó qué debía leer). Luego el ángel le transmitió las primeras palabras del Corán.

¡Lee en el nombre de tu Señor que ha creado! Ha creado al hombre de un coágulo. ¡Lee, que tu Señor es el más Generoso! El que enseñó por medio del cálamo, enseñó al hombre lo que no sabía.

96:1-5

Después de esta primera revelación, que Muhammad encontró aterradora, el ángel Gabriel no volvió a visitarle durante un tiempo indeterminado.

La siguiente vez que se encontró con el ángel Gabriel el Profeta caminaba solo. El Profeta Muhammad escuchó una voz desde los cielos. Cuando miró hacia arriba vio al ángel sentado en entre el cielo y la tierra.

Muhammad tuvo miedo y corrió a su casa buscando consuelo y pidiendo que lo envolvieran en mantas. La segunda revelación ocurrió en este momento.

¡Oh tú que te arropas! ¡Levántate y advierte!

74:1-5

El Corán fue revelado en etapas

Durante los siguientes 23 años y hasta poco antes de la muerte del Profeta Muhammad, el Corán fue revelado por etapas. Se han sugerido varias razones para esto. Algunos eruditos dicen que se reveló lentamente para ofrecer apoyo al Profeta Muhammad y abordar los problemas a medida que surgían.

Aisha, la esposa del Profeta, narra que cuando se le preguntó cómo le llegaba la inspiración divina, el Profeta Muhammad respondió:

A veces es como el sonido de una campana, esta forma de inspiración es la más dura de todas y luego este estado pasa, después de que haya memorizado lo inspirado. A veces el Ángel viene en forma de hombre y me habla y yo memorizo lo que dice.

Al-Bujari

Ibn Abbas describió al Profeta Muhammad soportando la revelación “con gran dificultad y moviendo los labios rápidamente”.

Preservado y Vigilado

A medida que las palabras del Corán le fueron reveladas al Profeta Muhammad, él las memorizaba.

La memorización del Corán se considera importante y era una práctica extendida incluso en los primeros años del Islam. El Profeta Muhammad pidió a sus compañeros que memorizaran el Corán y utilizó varias medidas para asegurar que la revelación se conservara en sus memorias.

Según Ibn Ishaq, compilador de una de las primeras biografías del profeta Muhammad, Abdullah ibn Mas’ud fue el primer hombre, después de Muhammad, en recitar el Corán en público. También se sabía que el compañero más cercano del profeta Muhammad, Abu Bakr, recitaba el Corán fuera de su casa en La Meca.

El Corán fue memorizado por los compañeros del Profeta Muhammad durante su vida y esta tradición ha continuado a través de las siguientes generaciones.

Incluso hoy en día, los musulmanes que no pueden leer árabe memorizan exactamente las mismas palabras que memorizaron los árabes del siglo VII EC. La mayoría de los árabes eran iletrados, incluido el profeta Muhammad; sin embargo, se entendía la importancia de la palabra escrita.

Preservar la revelación divina era esencial y, por tanto, las personas de confianza y conocimiento memorizaron y escribieron las palabras del Corán.

Entre ellos estaban los cuatro hombres destinados a seguir a Muhammad como líderes de la nación musulmana y un hombre llamado Zaid ibn Zabit, quien sería fundamental en la preservación del Corán para las generaciones siguientes.

En aquel tiempo era difícil obtener materiales de escritura. En los primeros tiempos de la Revelación se escribían partes del Corán en pieles de animales, piedras delgadas de colores claros, o incluso huesos.

Los Compañeros escribían las palabras de la revelación y el Profeta Muhammad los escuchaba recitar la palabra escrita para asegurarse de que no hubiera errores. Se podría decir que el Corán fue escrito bajo la supervisión directa del Profeta Muhammad.

El Corán no fue revelado en el orden final. Fue el Ángel Gabriel quien instruyó al Profeta Muhammad sobre cómo ordenar el Corán en la secuencia correcta divinamente inspirada y que conocemos hoy.

About Aisha Stacey
Aisha Stacey is the mother of three adult children. She embraced Islam in 2002 and spent the next five years in Doha, Qatar studying Islam and working at the Fanar Cultural Centre. In 2006 Aisha returned to university for a second time and completed at Bachelor of Arts and a Graduate Certificate in Writing. Aisha is also a published writer in both internet and print media and in 2009 -10 she was the Queensland editor at a national Australian Islamic newspaper ~ Crescent Times.