Una guía para principiantes sobre meditación islámica

El Islam es una forma de vida completa. Allah ha enviado guía a la humanidad para todos los aspectos de la vida. A través de su último Profeta, Muhammad, la paz sea con él, ha guiado a la comunidad musulmana para que obtengan Sus bendiciones y vivan una vida pacífica, armoniosa y contenta. En el Corán y los Hadiz se nos llama a la contemplación y la reflexión. Esto es parte de la meditación islámica.

Adorar a Allah es tanto un signo de gratitud por las inmensas bendiciones que nos ha otorgado, como un signo de nuestra completa necesidad de Él.

Support AboutIslam in 2021

Adorar a Allah también significa reflexionar y contemplar sus bendiciones y su poder. Significa pensar en su creación o reflexionar sobre su cercanía a nosotros.

Adorar a Allah

Allah nos ha dado las cinco oraciones diarias. Cinco veces al día nos ponemos de cara a Makkah, nos ponemos en dirección a Su casa y nos postramos ante Él.

Lo alabamos, le pedimos perdón, le pedimos guía, atestiguamos que no hay Dios sino Él y que el Profeta Muhammad es Su Mensajero. Nuestra frente toca el suelo y es en ahí donde nos sentimos más cerca de Allah.

Sin embargo, desafortunadamente, muchas veces nos distraemos durante nuestra oración. Se nos vienen muchas cosas a la cabeza y olvidamos concentrarnos en nuestra oración y en el aspecto más importante de ella: Allah. A veces nos sentimos apurados y apresurados para completar la oración.

Otras veces nos gustaría pasar más tiempo reflexionando y contemplando a nuestro Creador. Y puede que, tal vez, no comprendamos completamente los significados de los versículos que recitamos durante nuestra oración y esto nos impide apreciar, reconocer y sentir el significado y llevarlo a nuestro corazón.

Es por eso que algunos necesitamos tiempo extra fuera de las oraciones para dedicarnos a la adoración supererogatoria de Allah.

Según los estudiosos de la espiritualidad islámica, estos actos recomendados de Dhikr de pueden ayudarnos a mejorar nuestro Salat y a amar y temer más a Allah.

Reflexionar sobre Allah

¿Cómo es esta forma extra de adoración de Allah? Los eruditos del Islam están de acuerdo en que uno debe recordar a Allah de forma abundante. Debemos tratar de recordar a Allah donde quiera que estemos, ya sea de pie, sentados o acostados.

Una forma especial de recordar a Allah es reflexionar sobre uno de sus atributos o sobre un versículo del Corán.

Por ejemplo, Allah dice en el Corán que Él está con el creyente. También dice que es el Amigo protector cercano de los que creen. Y Allah nos dice que está más cerca de nosotros que nosotros mismos.

¿Qué significa esto? ¿Cómo nos hace sentir?

Podemos sentarnos y reflexionar estos versículos. Y podemos intentar entender y sentir lo que significan. Incluso podemos reflexionar mientras caminamos si no tenemos tiempo para sentarnos.

Por ejemplo, de camino al trabajo, la escuela o la universidad, trata de reflexionar sobre lo que nos dice Allah de que está cerca de nosotros. 

La contemplación, la reflexión y pensar acerca de la cercanía de Allah traerán paz y satisfacción a nuestro corazón, in-sha Allah, porque sentiremos que Allah está siempre con nosotros donde quiera que estemos. Y una vez sabemos que Allah siempre está con nosotros, nuestras oraciones diarias ganarán calidad. Todo esto es parte de la meditación islámica.

Separarse de este mundo

Otra forma de encontrar paz, tranquilidad, quietud y satisfacción es tratar de separarnos del ajetreo y el ruido de este mundo.

Podemos tratar de hacerlo en sesiones dedicadas a ello. Podemos sentarnos en nuestra estera de oración en el estado de pureza ritual. Luego tratamos de vaciar nuestros corazones y mentes de pensamientos de este mundo.

En lugar de dejar nuestros corazones y mentes vacíos, los llenamos con el recuerdo de Allah, con pensamientos y amor por Allah.

Cada vez que un pensamiento de este mundo toca la puerta de nuestra mente y corazón, tratamos de dejarlo de lado suavemente y concentrarnos nuevamente en nuestro Creador.

Sin embargo, separarnos de este mundo y tratar de eliminar el amor por este mundo de nuestros corazones es un proceso continuo. Es un estado del corazón y la mente.

Cuando tratamos de separarnos de este mundo, es más difícil que este mundo o las personas en él no nos decepcionen. Cuanto más nos separemos de este mundo, más paz interior sentiremos y más nos acercaremos a nuestro Creador. Nuestro atención cambiará de perseguir esta vida a tratar de complacer a Allah.

Técnicas del Corán y la Sunnah para la meditación islámica

Muchas veces escuchamos que la meditación no es parte del Islam. Esto no es cierto. La definición de meditación establece que es una técnica para lograr un estado de claridad emocional y tranquilidad.

Reflexionar sobre Allah, Su cercanía, Sus bendiciones y tratar de separarnos de este mundo, borrando lentamente el amor de este mundo de nuestros corazones y llenándolo con el amor por Allah, son todas formas de lograr claridad emocional y tranquilidad. Son formas de meditación islámica.

Lo que hace que la meditación y la contemplación en el Islam sean diferentes a la meditación fuera del Islam es el hecho de que nuestro objetivo final no es la claridad emocional y la tranquilidad.

Al contemplar y reflexionar, al rehacer nuestros corazones y rehacer nuestras mentes, queremos ser más agradables para Allah. Queremos amar mas a Allah. Y nuestro objetivo es obedecer a Allah más.

Las técnicas que hemos mencionado son formas en que los estudiosos de la espiritualidad islámica derivan del Corán y la Sunnah de nuestro amado Profeta Muhammad, la paz sea con él.

Estas técnicas nos han sido transmitidas por respetados eruditos del Islam. In-sha Allah, pueden ayudarnos a ser mejores musulmanes, a mejorar nuestra adoración y a adorar a Allah como Él merece ser adorado.

Este es un artículo del archivo de aboutislam.net, puedes leer la versión original en inglés aquí.

About Claudia Azizah
Claudia Azizah is originally from Germany and mother of two children and writer. She served as Assistant Professor at the International Islamic University in Malaysia until August 2019. She is co-founder of the Ulu-Ilir-Institute in Indonesia. She regularly writes for the German Islamic newspaper. She is interested in Islamic spirituality, art and Southeast Asia. You can follow her on Twitter and Instagram: #clazahsei