Tu vida es el resultado de tus pensamientos

La felicidad y la miseria, la paz y la ansiedad vienen de adentro. Cómo ves tu vida es el resultado de tus pensamientos.

Tú eres el único que de a tu vida un color claro u oscuro, de la misma manera que un vaso toma el color del líquido que contiene:

Quien esté complacido (con el Decreto de Allah) ganará Su Beneplácito, y quien esté descontento (con el Decreto de Allah) incurrirá en Su Ira.

At-Thirmidhi

El Profeta Muhammad visitó a un beduino enfermo que sufría de fiebre y lo consoló diciendo:

No hay perjuicio, es una purificación por la Voluntad de Allah.

El beduino enfermo respondió: “Más bien, es una fiebre que arde en un anciano y que lo llevará a la tumba”.

El Profeta dijo:

Sí, así será.

Al-Bujari

Esto indica que el estado psicológico de una persona determina en gran medida el destino de sus acciones.

Los siguientes versículos del Corán demuestran cómo las actitudes positivas y negativas de las personas hacia el mismo tema afectan el resultado de tus pensamientos de forma significativa:

Y de entre los beduinos los hay que toman lo que dan como una imposición y os acechan en los reveses de fortuna. ¡Que se vuelva contra ellos la mala fortuna! Allah es Quien oye y Quien sabe. Y de entre los beduinos los hay que creen en Allah y en el Último Día y toman lo que dan como acercamiento a Allah y oraciones del Mensajero en su favor. ¿Acaso no es esto una aproximación para ellos? Allah les hará entrar en Su misericordia, verdaderamente Allah es Perdonador, Compasivo.

Corán, 9:98-99

Ambos grupos de personas pagan la cantidad requerida de caridad obligatoria (Zakat). La diferencia es que un grupo lo considera una multa onerosa y detestable, y desea el mal para quienes lo toman, mientras que el otro grupo se complace en pagarlo, buscando con él las súplicas del Mensajero.

Cuida tus pensamientos

Dentro de esta contexto se encuentran todos los asuntos de la vida. El valor de un trabajo, así como el de la persona que lo hace, está íntimamente relacionado con las ideas es su mente y los sentimientos es su corazón.

Dale Carnegie dijo: “Nuestros pensamientos nos hacen ser lo que somos. Nuestra actitud mental es el factor X que determina nuestro destino”.

Emerson dijo: “Un hombre es lo que se pasa todo el día pensando”.

¿Cómo podría ser otra cosa?

Tengo la convicción absoluta de que el mayor problema al que tú y yo tenemos que enfrentarnos, en realidad, casi el único problema al que tenemos que enfrentarnos, es elegir los pensamientos correctos. Si podemos hacer eso, estaremos en el buen camino para resolver todos nuestros problemas. El resultado de tus pensamientos se manifestará en tu vida.

El gran filósofo que gobernó el Imperio Romano, Marco Aurelio, lo resumió en nueve palabras, nueve palabras que pueden determinar tu destino: “Nuestra vida es lo que nuestros pensamientos hacen de ella”.

Por lo tanto sí, si tenemos pensamientos felices, seremos felices. Si tenemos pensamientos miserables, seremos miserables. Y si tenemos pensamientos de miedo, tendremos miedo. Si tenemos pensamientos enfermizos, probablemente estaremos enfermos. Si pensamos en el fracaso, ciertamente fracasaremos. Y si nos regocijamos en la autocompasión, todos querrán rehuirnos y evitarnos. “No eres”, dijo Norman Vincent Peale, “no eres lo que crees que eres; sino que eres los que piensas”. (Carnegie, Dale. Cómo dejar de preocuparse y empezar a vivir. Nueva York: Simon y Schuster, 1990)

Pensamiento positivo

Un estado psicológico positivo y bueno hace que lo poco sea mucho y que el individuo sea capaz de construir una nación.

El futuro del hombre depende de la calidad y el desempeño de su estado psicológico, a través del cual se configura el curso de su vida. Su alma es la única fuente de su comportamiento y actitud, que es moldeada por los pensamientos y sentimientos que la llenan.

A medida que nos alejamos de la superficie de la tierra, la forma y el tamaño de las cosas cambian y, con ello, nuestra visión de lo que hay debajo se amplía y nuestro horizonte se expande, aunque no hemos cambiado.

Lo mismo sucede cuanto más asciende el hombre a los niveles de perfección moral y desarrollo intelectual. Muchos de sus pensamientos y sensibilidades se refinan y mejoran, y sus juicios sobre las personas y las cosas se modifican.

Realmente somos capaces, si así lo deseamos, de convertirnos a nosotros mismos en buenos y maravillosos ejemplos. El resultado de tus pensamientos sobre cómo hacer esto podrá hacer que lo consigas.

La forma de conseguirlo es renovando nuestra perspectiva y sentimientos de la misma forma que se renueva una tierra después de abundantes lluvias y abonos. De la misma manera que una tierra árida se transforma en un campo verde, también podemos nosotros transformarnos en nuevas personas.

La reforma espiritual, por lo tanto, es el primer pilar necesario para que prevalezca la bondad en nuestra vida:

Cierto que Allah no cambia lo que una gente tiene hasta que ellos no han cambiado lo que hay en sí mismos.

Corán, 13:11

Dios establece una conexión muy estrecha entre la pureza del alma y la felicidad, con la promesa de derramar todas sus bendiciones sobre aquellos que creen en él, sobre los piadosos y los que hace buenas acciones:

Si las gentes de las ciudades hubieran creído y se hubieran guardado, les habríamos abierto las bendiciones del cielo y de la tierra.

Corán, 7:96

_________________

Este artículo es un extracto traducido del libro de Sheikh Muhammad Al-Ghazali: “Renew Your Life”. Ha sido traducido y adaptado por Haya Muhammad Eid y editado por Emily Katharine Richardson. Traducido al español por About Islam. Puedes leer la versión original en inglés aquí