¿Podré estar junto al Profeta Muhammad en el Paraíso?

En este mundo puede haber reyes, príncipes y presidentes, pero en el próximo, no habrá ninguno. En el Paraíso el lugar de cada uno depende de sus acciones y piedad. 

Todos llegamos a la tumba igual

Una tarde, pasé por una mezquita en un taxi y había muchos coches. De hecho, la cantidad de automóviles era tan numerosa que bloqueaba el tráfico.

Estaban allí para un funeral.

El taxista me dijo que debía ser el funeral de alguien importante.

Le respondí: “¡Ya no es importante!”. La muerte es un gran igualador. 

No importa lo que hayamos sido, o lo que hayamos tenido en esta vida, a la tumba vamos iguales. No nos llevamos honores ni riquezas.

El mejor de vosotros ante Allah

Hay un pasaje muy hermoso en el noble Corán, que los musulmanes creen que es la palabra de Dios:

¡Hombres! Os hemos creado a partir de un varón y de una hembra y os hemos hecho pueblos y tribus distintos para que os reconocierais unos a otros. Y en verdad que el más noble de vosotros ante Allah es el que más Le teme. Allah es Conocedor y está perfectamente informado.

Corán, 49:13

Vemos cómo en este verso Allah dice que el más noble nosotros no es el que tiene más dinero o el mejor trabajo.

No dice que el más noble sea el que tiene muchos sirvientes o a mucha gente esperando.

No, Allah Todopoderoso nos deja muy claro que los más nobles de nosotros ante Él son los más piadosos.

Por eso, en la mezquita, elegimos a quien tiene más conocimiento de la congregación para dirigir las oraciones.

No le pedimos al hombre con el coche más grande que dé un paso adelante como nuestro imán (el líder de la oración), ni al que tiene la mayor cantidad de trajes en su armario.

De la misma manera, como musulmanes rezamos en congregación en filas. La primera fila no está reservada para los más ricos ni la segunda para quienes tienen buenos trabajos, etc.

Cuando nuestras cabezas tocan el suelo en oración, no hay príncipes en la mezquita. Solo hay musulmanes.

Me impresionó mucho el funeral del último rey de Arabia Saudita.

Dignatarios de todo el mundo asistieron para presentar sus respetos a uno de los líderes más importantes del mundo, pero cuando llegó el momento del entierro, el rey fue envuelto en un sencillo sudario blanco y enterrado en una tumba sin nombre. Esto es Islam.

¿A quién promete Allah entrar en el Paraíso?

¿Cómo pueden las personas sencillas, como tú y yo, ser admitidas en el Paraíso y habitar allí con todos los profetas de la antigüedad, incluido el último mensajero de la humanidad, Muhammad (la paz sea con todos ellos)?

¿Cómo es posible que, dado que cometemos faltas y somos débiles, estemos en el Paraíso con los hombres más grandes que hayan vivido?

Allah Todopoderoso nos dice que en el Día de la Resurrección:

Se soplará en el cuerno y quienes haya en los cielos y en la tierra quedarán fulminados con la excepción de quien Él quiera, luego soplará en él otra vez y quedarán en pie a la espera.

Corán, 39:68

Como musulmanes, creemos que, en el Día del Juicio, todos estaremos ante Allah Todopoderoso y tendremos que dar cuenta de la forma en que vivimos nuestras vidas:

A todo ser humano le hemos atado su destino al cuello y el Día del Levantamiento le sacaremos un libro que encontrará abierto. ¡Lee tu libro! Hoy te bastas a ti mismo para llevar tu cuenta.

Corán, 17: 13-14

¡El Islam es para adultos! Necesitamos tomar responsabilidad de la forma en que vivimos.

En el Islam, no hay sacerdotes ni papas que medien en nuestro nombre.

Necesitamos escuchar el mensaje del Corán y las palabras del Profeta (la paz sea con él), y luego tomarlas en serio, si Dios quiere.

Allah Todopoderoso nos ha llamado a ser musulmanes (aquellos que someten su voluntad a la voluntad de Dios) y Él nos dará la fuerza que necesitamos para estar a la altura de ese llamada. Él nos dice:

Allah no impone a nadie sino en la medida de su capacidad

Corán, 2:286

¿Podré estar con el Profeta en el paraíso?

Entonces, hermano, ya seas nuevo en el Islam o hayas sido musulmán toda tu vida, se no  llama a vivir cada día en la presencia de Allah Todopoderoso, haciendo todo lo posible por vivir como musulmán.

La mayoría de nuestros esfuerzos son pobres y desganados, pero de vez en cuando, decidimos ser mejores.

Como musulmanes, se nos ha prometido a todos que heredaremos el Paraíso si vivimos de una manera que agrada a Allah.

No te dejes intimidar por aquellos musulmanes cuya piedad externa parece muy difícil de igualar. Allah solo conoce las intenciones de nuestros corazones.

Deja que Él juzgue quién es un buen musulmán. En cambio, esfuérzate por ser fiel a la oración, pagar el Zakah, ayunar en Ramadán y, si es posible, hacer la peregrinación una  vez en la vida a la Meca.

Y finalmente, rgocíjate con estas palabras que Allah nos dirige a cada uno de nosotros:

A quien crea en Allah y obre con rectitud le haremos entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos en los que será inmortal para siempre. Allah le habrá hecho buena la provisión.

Corán, 65:11
About Idris Tawfiq
Idris Tawfiq was a British writer, public speaker and consultant.He became a Muslim around 15 years ago.For many years, he was head of religious education in different schools in the United Kingdom.Before embracing Islam, he was a Roman Catholic priest.He passed away in peace in the UK in February 2016 after a period of illness.May Allah (SWT) have mercy on him, and accept his good deeds. Ameen.