Los afluentes de la fe: los grado de la fe

Puede sorprender que hablemos sobre grados de la fe, pero espiritualmente cada persona es diferente.

Juridicamente, todas las personas son iguales ante la ley, pero espiritualmente, las personas tienen grados en su fe, su creencia y sus prácticas. 

La palabra Islam tiene un signficado general que de nombre a la religión que profesan los musulmanes. Pero también tiene un significado específico que hace referencia a un grado de religiosidad y de espiritualidad, tal y como aparece tanto en el Corán como en la Sunnah. 

El Hadiz de Yibril que expone la religión completa y los grados en esta

‘Umar Ibn al Jattab, que Allah esté complacido con él, dijo: “Estábamos un día sentados con el Mensajero de Allah cuando vino a nosotros un hombre con ropas blancas y cabellos negros; y no se veían en él signos de viaje y no lo conocía ninguno de nosotros; se sentó frente al Mensajero de Allah, con sus rodillas tocando las de él, y poniendo sus manos sobre sus muslos le dijo: “Oh Muhammad, háblame del Islam”. Le dijo el Mensajero de Allah: “El Islam es que atestigües que no hay mas dios que Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah, que establezcas la oración, que pagues el zakat, que ayunes Ramadán y que hagas el haŷŷ si estás capacitado para hacerlo”. Dijo: “Has dicho la verdad”. Dijo ‘Umar: “Nos extrañamos de que preguntara y al mismo tiempo ratificara la veracidad de la respuesta”. Luego dijo: “Háblame sobre el Iman”. Dijo: “Que creas en Allah, en Sus Ángeles, en Sus Libros, en sus Mensajeros y en el Último Día; y que creas en el Decreto, tanto lo bueno de él como lo malo”. Dijo: “Has dicho la verdad; háblame sobre el Ihsan (la excelencia)”. Dijo: “Que adores a Allah como si lo vieras, y si no lo ves (que sepas) que Él sí te ve”. Dijo: “Háblame sobre la Hora”. Dijo: “El preguntado no sabe de ella más que el que pregunta”. Dijo: “Háblame sobre sus signos”. Dijo: “Cuando la esclava dé a luz a su ama, y cuando veas a pastores de ovejas, descalzos y desamparados, compitiendo en la construcción de grandes edificios”. Luego el hombre se marchó y yo permanecí allí un tiempo; pasado éste dijo el Mensajero: “Oh ‘Umar ¿sabes quién era el que preguntaba?”. Dije: “Allah y Su Mensajero saben más”. Dijo: “Ciertamente era Ŷibril, que ha venido a vosotros para enseñaros vuestro Din.

Muslim

Este Hadiz es primordial, puesto que resume todo el Din, toda la religión y daría lugar a largos comentarios, como de hecho ha sucedido. 

Pero nos vamos a detener solamente en la definición del Din y en los niveles de la fe, de la creencia, que establece. Puesto que se puede apreciar la diferencia entre ser Musulmán, Mumin (creyente) y Muhsin (haber alcanzado la excelencia).

La definición del Din

El Din no es solo una forma de adoración entre el ser humano y su señor, sino que abarca a todos los ámbitos y es una forma de vida. 

El Din cuenta con un nivel básico, que es obligatorio para todas las personas, el Islam. Luego un nivel superior: la creencia, el Iman; y luego uno superior: la excelencia, el Ihsan.

Dicho de otra manera, el Islam, como religión, no será nunca pleno hasta que no se alcancen los tres nivels: Islam, Iman e Ihsan. 

Esto significa que el Islam no será pleno hasta que no se llegue a una conciencia plena y despierta que lleva a la sumisión y obediencia a Dios, lo que en árabe se conoce como Taqwa.

Hemos de pasar de la aplicación de los cinco pilares del Islam de forma ritual y la creencia en los seis pilares del Iman, a procurar que todos nuestras acciones estén guiadas por la excelencia espiritual, por el Ihsan, y de esta manera se conviertan en una forma de adoración. 

Diferencia entre Muslim y Mumin en el Corán

Dicen los beduinos: Creemos. Di: No creéis. Decid más bien: Nos hemos sometido [Es decir, nos hemos islamizado o hemos aceptado el Islam] pero aún no ha entrado en vuestros corazones la creencia. Pero si obedecéis a Allah y a Su mensajero, no menoscabará nada de vuestras acciones; es cierto que Allah es Perdonador, Compasivo. Los creyentes son aquellos que, habiendo creído en Allah y en Su mensajero, no dudan después; y luchan con sus bienes y sus personas en el camino de Allah. Esos son los veraces.

Corán, 49:14-15

Como vemos, Allah establece una diferencia entre aceptar el Islam, ser musulmán, y ser un  creyente completo, ser Mumin.  

Los grados de la Fe

Estos versículos nos dejan claro que hay una diferencia entre ser musulmán y ser mumin (creyente). Y el Hadiz mencionado nos muestra que también hay una diferencia entre ser mumin (creyente) y haber alcanzado el grado del Ihsan, la excelencia. 

Este grado de la excelencia, del Ihsan, también lo encontramos en este versículo del Corán:

Y los que creen y practican las acciones de bien, no incurren en falta por lo que hayan probado antes, siempre que se guarden, crean y lleven a cabo las acciones de bien, y luego se guarden y crean, y aún se guarden y hagan el bien. Allah ama a los que hacen el bien (Muhsinin).

Corán, 5:93

Por lo tanto, el primer grado de la fe es ser musulmán, que significa haber aceptado los cinco pilares del Islam y los seis pilares de la fe. Significa que hemos aceptado a Dios y le obedecemos en lo que nos ha ordenado.

El segundo grado de la fe es ser un creyente, mumin. Significa que la creencia ha penetrado en nuestros corazones y que no tenemos dudas sobre ella. Además, no esforzamos por establecer el Islam, enseñar a los demás y ayudar a quienes lo necesitan. Nos esforzamos con nuestras personas y bienes en el camino de Allah.

El tercer grado de la fe es ser mushin, haber alcanzado la excelencia. Significa que somos conscientes en todo momento de Dios y esto nos lleva a actuar en consecuencia, con Taqwa. Todas nuestras acciones son una forma de adoración puesto que todas nuestras acciones, pensamientos y palabras tienen como propósito agradar y complacer a Dios. 

El Ihsan tiene tres vertientes, la vertical, que hace referencia a la excelencia en nuestra relación con Dios; la horizontal, que hace referencia a la excelencia en el trato con los demás y con el mundo; y la práctica, que es buscar la excelencia en todo lo que hacemos. 

Allah dice en el Corán:

Acudid prestos hacia un perdón de vuestro Señor y a un Jardín preparado para los temerosos, cuyo ancho son los cielos y la tierra. Esos que dan en los momentos de desahogo y en los de estrechez, refrenan la ira y perdonan a los hombres. Allah ama a los que hacen el bien (Muhsinin).  

Corán, 3:134

Alcanzar el grado del Ihsan, le excelencia

Alcanzar este grado requiere de nuestra intención y nuestro deseo por la  excelencia, por complacer a Dios en todo. Requiere de nuestro recuerdo de Dios constante y de ser conscientes de Él en todo momento. Todo esto se puede entrenar. Y la mejor forma de hacer esto es guardando la compañía de las personas rectas y devotas. 

Si bien la intención firme y actuar en consecuencia, así como la buena compañía, son importantes, alcanzar este grado de excelencia también requiere que pidamos la misericordia Divina. Hemos de pedirle a Dios en todas nuestras oraciones que nos haga estar entre los Muhsinin, los que han alcanzado este grado. Pedirle  que nos guía hacia este grado y que nos abra el corazón a Su luz y amor. Puesto que dice Allah:

Allah guía a quien quiere y Él sabe mejor quiénes pueden seguir la guía.

Corán, 28:56