fbpx


upport AboutIslam in the Best 10 Days of the Year

6 Consejos productivos espiritualmente para el mes de Rayab

Algunos datos interesantes sobre Rayab

El mes de Rayab se llama Rayab Al-Haram (en árabe: “el Rayab Sagrado”), porque es uno de los cuatro meses sagrados, durante los cuales está prohibido pelear. 

También se llama Rayab Al-Fard (en árabe: “el Rayab solitario”) porque está separado de los otros tres meses sagrados sucesivos (Dhul-Qi`dah, Dhul-Hijjah y Muharram). Viene cinco meses después de los demás. 

Rajab también fue testigo de Al-Isra’ wa Al-Mi’raj, el milagroso Viaje Nocturno con el que Allah honró al Profeta Muhammad. 

Ads by Muslim Ad Network

Antes del Islam, los árabes solían hacer sacrificios durante Rayab como un acto de adoración a sus ídolos. Cuando llegó el Islam, se enseñó a la gente que los sacrificios debían ofrecerse solo a Allah. ¡Alhamdulillah por nuestro lógico din!

¿Eres consciente de tus acciones? 

Rayab (y los otros tres meses) son sagrados por dos razones:

1. Porque está prohibido luchar durante este período a menos que la lucha sea iniciado por el enemigo;

Ads by Muslim Ad Network

2. Porque la transgresión de los límites sagrados durante este mes es peor que en otros períodos.

Allah dice: 

… Y no seáis injusto con vosotros mismo en ellos

Ser injustos con nosotros mismo se refiere a cometer pecados y tener creencias equivocadas. Entonces, ¿por qué debemos prestar atención a la bendición de estos cuatro meses? Porque Allah los seleccionó para un estatus especial y nos ha prohibido cometer pecados por respeto a su consagración. 

Los pecados cometidos en esta época son aún peores, ¡aunque está prohibido cometer malas acciones durante todo el año! Honramos todo lo que Allah y el Profeta honran.

La única forma en que puedes asegurarte de no equivocarte es ser consciente de tus actos. ¿Cuántas veces nos “relajamos” y se debilita nuestra adoración? 

¡Usemos estos meses sagrados, que nos ha dado el Creador de todos los tiempos, para tenernos en cuenta! Piensa en el estado de tu corazón. Reflexiona sobre tu vida y tus obras. ¿He sido consciente de lo que he estado diciendo y haciendo a los demás? ¿Cuál es mi relación con el Corán? ¿Le he dado alguna prioridad en mi vida a aprenderlo y comprenderlo?

Preparación para Ramadán

Otra cosa sobre el mes de Rayab es que llega en un momento del año extremadamente importante para ti. ¡Significa que Ramadán está cerca! Si bien es cierto que se disputan algunos actos de adoración específicos en Rayab (como oraciones y duas específicos, o el uso de este mes para visitar tumbas), además puedes hacer buenas obras para beneficiarte y prepararte para tu invitado predilecto: ¡Ramadán! 

6 Consejos de productividad espiritual para beneficiarte del mes de Rayab 

1. Piensa en tus intenciones 

Si no somos capaces de tenerlo en cuenta todo el tiempo, recuérdalo y, ¡piensa en tu intención! Tú y yo deberíamos aplicar estos consejos con la intención de prepararnos física y mentalmente para Ramadán. 

2. Busca el perdón y perdona

Recuerda: no te equivoques. Todos pecamos. Esfuérzate por anhelar tawbah nasuhah, un arrepentimiento sincero. Pídele a Allah que te perdone, para que puedas comenzar el Ramadán con el corazón ligero y lo suficientemente fuerte para adorar a Allah en condiciones. Además, trata de perdonar a los demás por el mal que te han hecho, para que tu corazón no se llene de rencor ni sentimientos negativos y así se pueda sentir libre para disfrutar de la adoración plena en Ramadán. 

3. Ayuna días extras 

No hay una narración auténtica del Profeta o de sus compañeros que afirmen que hay una virtud especial en el ayuno durante el mes de Rayab. Se prescribe el mismo ayuno que en los otros meses, por ejemplo los lunes y jueves y los tres días medios del mes lunar o el ayuno en días alternos.

No hay mejor forma de prepararse mental y físicamente que ayunar unos días más. Entonces, si nunca ha ayunado los lunes o jueves, ¡comience al menos con un día a la semana! 

4. Private 

Entrénate a ti mismo para resistir a los deseos de tu nafs. Es decir, prepárate una cena sencilla durante el fin de semana, por ejemplo, evita las galletas y los dulces, para saborear los placeres de la comida a su debido tiempo, y así podrás entrenar tu nafs para Ramadán. 

5. Piense en tu caridad

En este mes sagrado haz obras de caridad conscientemente y con la intención de complacer a Allah. Piensa en las buenas obras que puedes hacer. Ayuda a alguien, cocina para alguien, haz un cumplido, haz sonreír a tu madre e incluso trata de mantenerte alejado de un mal hábito (como ver demasiada televisión). 

6. Hacer duas

Pídele a Allah Su perdón y que nos bendiga con la llegada de Ramadán. Y, pídele a Allah que acepte tus Ramadanes pasados.

Una hermosa nota sobre cómo elegir: ¡tienes una misión!

¿Recuerdas cómo Allah selecciona con la mayor sabiduría? Eligió a Sus mensajeros, Sus libros y… ¡Te eligió a ti! 
Allah dice:

Él los ha elegido (seleccionados) a vosotros (musulmanes).

(Corán, 22:77) 

Él te dio el privilegio de decir: la ilaha illa Allah! Allah no solo te eligió a ti; hay una razón por la cual Él te eligió. Vio en ti algo que podría cumplir la misión de esta ummah. La mayoría de los que están en la tierra no son elegidos, pero tú eres parte de la pequeña selección cuando te sometes a Él.

¡Esto es tanto un gran honor como una gran responsabilidad!

(Extraído de understandinquran.com)

Del archivo Descubriendo el Islam